martes, 8 de septiembre de 2009

Alfabetización digital, un reto para Ecuador

En ocasión del Día mundial de la Alfabetización quiero compartir este artículo que escribí recientemente para una revista local.

Alfabetización digital, un reto para Ecuador

~Publicado en Revista Visión~

Cada generación ha transformado su estilo de vida gracias a la tecnología de la época. Escribir sobre papiro, planchar al carbón, comunicarse telegráficamente son algunas de las actividades que han quedado en el pasado.

La educación no es la excepción en lo que respecta a innovación. Para estar alfabetizados en estos tiempos y responder a las necesidades de hoy, no sólo basta con saber leer, escribir y tener nociones básicas de cálculo aritmético. Hablar de alfabetización en la actualidad implica también tener conocimientos mínimos en informática, así como considerar el grado de acercamiento de las personas a las Tic (Tecnologías de la Información y Comunicación).

La ‘alfabetización digital’ nace como un concepto integrador de las tecnologías a la educación - podemos entender por Alfabetización Digital el proceso de adquisición de los conocimientos necesarios para conocer y utilizar adecuadamente las infotecnologías y las NTIC”, sostienen los expertos.

Dicho de otra forma hablamos de alfabetización digital, cuando damos los primeros pasos de acercamiento al conocimiento almacenado en forma digital. Las letras y números que manejamos son los mismos, pero la forma en que guardamos la información y el conocimiento que encierran juntos, es muy diferente”

El manejo apropiado de internet forma parte de esos conocimientos que debemos adaptar a la vida actual. Es importante destacar que saber usar internet es sinónimo de mayor acceso al conocimiento y la información.

Desafortunadamente, para algunos el uso de internet ha quedado reducido a tener una cuenta de correo electrónico y a teclear www.google.com en la barra de direcciones.

La navegación Web, el uso e investigación de fuentes en internet, la interacción en la web social, el manejo de herramientas digitales, el trabajo en redes sociales, entre otros, son parte del proceso de alfabetización digital para obtener el máximo aprovechamiento de las tecnologías de la información y comunicación.


Conectados Vs desconectados

Las tecnologías de la información y la comunicación, hoy por hoy, deben estar en todo sistema educativo como clave de alfabetización en esta era digital. Una era marcada por una dicotomía inclusión-exclusión; inclusión que abarca el acceso a la red, la globalización y los diferentes medios de información; y la exclusión de quienes ni siquiera tienen noción del sistema tecnológico a su alrededor.

En el siglo XXI sobresalen dos nuevas clases de habitantes en el planeta: los tecnófobos (quienes no dominan la tecnología y por lo tanto se excluyen de ella), y los tecnófilos (quienes son expertos y gustan de la tecnología), en esta última categoría están incluidos en su mayoría la población joven. La brecha digital es el resultado de esta división.

“La brecha digital es la separación que existe entre las personas que utilizan las nuevas tecnologías de la información, como una parte rutinaria de su vida diaria, y aquellas que no tienen acceso a las mismas y que aunque las tengan no saben como utilizarlas"


Ecuador integrando a las Tics

La reciente promulgada Constitución del Ecuador, incorporó en los artículos 16 y 17 el compromiso del Gobierno por “el acceso universal a las tecnologías de información y comunicación en especial para las personas y colectividades que carezcan de dicho acceso o lo tengan en forma limitada”. Algunos de los logros en este sentido se han visto reflejados en la provisión de Internet en comunidades inaccesibles del País.

Sin embargo, cabe destacar que tener un computador con acceso a Internet o dotar a un grupo de estas herramientas no contrarresta a solucionar la brecha digital ¿Qué hacen las personas con herramientas sí desconocen cómo sacarles provecho?

“La fluidez con las tecnologías digitales involucra no solamente el saber cómo usar estas herramientas, sino también saber cómo construir cosas significativas con ellas (Resnick 2001)”. Bill Gates, mentalizador de Microsoft, ratifica esta afirmación cuando dice que “el 99% de los beneficios de tener un ordenador en casa se disfruta solo cuando el usuario ha sido educado para utilizarlo”.

El acceso a las tics, y más aún el implemento de éstas en los sistemas educativos, representa un factor productivo - siempre y cuando exista la guía profesional - que permita a la persona navegar en espacios de interacción significativos, es decir, que lo que haga en la red sea práctico para el desarrollo de su vida y su propia personalidad.

La alfabetización básica va de mano con la digital y es necesaria para desarrollar competencias tecnológicas. Según fuentes oficiales, Ecuador será declarado en septiembre un país libre de analfabetismo (con una tasa menor al 3,9%). Sin embargo, el País tiene todavía trabajo pendiente, existen un 21,3% (1´731.151 ecuatorianos) con analfabetismo funcional (personas que han logrado cursar sólo hasta el tercer grado de escuela).

Por otro lado, las recientes evaluaciones efectuadas a los maestros han dejado malas impresiones. Los esfuerzos del Gobierno tienen sus logros, pero aún quedan grandes retos.

Datos de la Unicef señalan que sólo 1 de cada 10 personas tiene acceso a Internet en Ecuador. (11,54 de cada 100 personas, según datos más recientes). El costo de este servicio (factor para el acceso equitativo) tiene un promedio de $0,80 ctvs la hora, pero según estadísticas también de Unicef, 18% de nuestra población vive con menos de un dólar diario, la pregunta es ¿se está generando el acceso para todos? Sin embargo, es oportuno mencionar los acertados esfuerzos del Gobierno por bajar los costos de Internet durante el 2008 y 2009.


Nuevas competencias

La tecnología habita de distintas formas en nuestra vida, incorporarla en la educación es un reto y una necesidad. El desarrollo de nuevas competencias en el sistema educativo convergentes a la era digital debe ser una realidad.

Docentes capacitados tecnológicamente, aulas equipadas, la interacción en redes académicas y la constante actualización de los maestros, son algunas de las pautas a seguir para estar a la par de las exigencias de hoy.

Concientizar que no sólo se trata del uso y acceso a la tecnología, sino del uso apropiado y su máximo aprovechamiento, es vital para contrarrestar la brecha digital existente.

La brecha digital introduce la pobreza informativa. El cambio de mentalidad debe pasar de sistemas tradicionales de educación a Tics en la educación.

El ´Día mundial de la Alfabetización´ celebrado el 8 de septiembre se acerca, es un buen momento para reflexionar la importancia de reconocer a las Tics como aliados estratégicos que complementan los procesos educativos en el siglo XXI. Es tiempo de plantearnos nuevos desafíos en torno al sistema y pedagogía educativa de nuestro País.